La impresión 3D Zaragoza llega a EcoBarriguitas
26 diciembre, 2015
Diabetes gestacional. ¿Qué es? Causas y tratamiento
14 enero, 2016

Prohibido durante el embarazo

10 cosas que debemos evitar durante el embarazo.

El embarazo, es una etapa durante la cual, las futuras mamás deberán prestar especial atención a determinados factores ya que estos pueden resultar muy perjudiciales para su salud y la del feto.

Aquí os presentamos las 10 cosas que toda embarazada debe evitar y que por ello decimos que está totalmente prohibido durante el embarazo:

1. Fumar

smoking-1111975_640

Un estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria pone de manifiesto que más de la mitad de las mujeres fumadoras continúan con esta adicción a los cuatro meses de gestación, lo que resulta perjudicial porque puede acarrear complicaciones tales como un parto prematuro y problemas de salud para el bebé.

 

2. Beber alcohol

cocktail-995574_640

 

Consumir bebidas alcohólicas durante el embarazo puede provocar daños en el desarrollo físico y mental del bebé, ya que esta sustancia llega al feto a través de la placenta. Algunas consecuencias pueden ser que el bebé  pese menos al nacer, crezca más despacio o presente problemas congénitos.

 

3. Viajar sin consentimiento médico

aircraft-537963_640

 

Antes de realizar cualquier viaje, es recomendable pedir consejo al facultativo médico que esté tratando su embarazo, especialmente si se trata de trayectos largos y a países que requieran de vacunación.

El segundo trimestre es el más seguro para viajar, aunque todo dependerá del estado en que se encuentre la mamá.

4. Practicar ejercicio físico extenuante

bicycle-rider-1107345_640

 

Realizar alguna actividad física ayuda a evitar o minimizar algunas molestias que las embarazadas suelen sufrir durante el embarazo como por ejemplo la lumbalgia, pero hay que prestar especial cuidado ya que no todas las actividades físicas están recomendadas.

Se desaconsejan aquellos que requieran un excesivo esfuerzo físico como el running, montar en bici o cualquier otro tipo de deporte que pueda provocar un cansancio excesivo.

5. Exponerse a altas temperaturas

women-936549_640

No es conveniente que la mamá se bañe con agua muy caliente y utilice saunas, ya que las altas temperaturas produce una excesiva vasodilatación y, a consecuencia de ello, mareos y desmayos.

En cambio, puede hacerse uso del jacuzzi hasta la semana 36 de gestación, siempre que el agua no esté muy caliente y los chorros no den directamente en el abdomen.

6. Comer carne poco cocinada o embutidos

ham-694836_640

Existe una infección conocida como toxoplasmosis, producida por un parásito que suele estar presente en algunas aves y mamíferos, y que si contraemos durante la gestación puede provocar malformaciones, e incluso el aborto en los primeros meses. Para prevenirla, los ginecólogos recomiendan que se tome la carne muy hecha, y los embutidos cocidos.

7. Bañarse 15 días antes de la fecha del parto estimada

bath-465577_640

 

En esta etapa es mejor ducharse, porque el tapón mucoso puede ablandarse y provocar que rompa aguas.

8. Tomar ciertos medicamentos

medications-342437_640

Algunos medicamentos durante el embarazo pueden conllevar riesgos para el bebé. No obstante, hay fármacos seguros, como el paracetamol.

Entre los que están contraindicados se encuentran algunos preparados hormonales, determinados antihipertensivos, incluso derivados de la vitamina A (retinol)que se emplean en el tratamiento del acné.

En caso de que la mujer siga algún tratamiento, deberá consultar a su médico para asegurarse de que éste no perjudique al feto.

9. Exponerse a productos tóxicos

clean-571679_640

Aunque no existen evidencias científicas de que la exposición ciertos productos de limpieza tenga efectos directos negativos en el desarrollo del embarazo, se aconseja evitar éstos en la medida de lo posible y optar por otras opciones más naturales, además de utilizar mascarillas y guantes para protegerse.

10. Someterse a rayos X

x-ray-image-568241_640

 

Las dosis que se utilizan en las radiografías habituales no son tan elevadas como para afectar al feto, pero lo adecuado es que la gestante informe al profesional sanitario de su estado para que, en caso de que la prueba sea inevitable, aplique la menor dosis, el menor tiempo posible y proteja las zonas más delicadas, como el abdomen o pelvis.

Si os ha gustado este artículo, hay otras muchas recomendaciones para embarazadas en nuestra sección de noticias.

Contactar
1
Hola ;)
¿En qué podemos ayudarte?